Compartir

“La digitalización y el trabajo remoto que ya es la nueva normalidad y conlleva grandes riesgos cibernéticos”, dijo el director de Seguridad Corporativa de INICIA, Peter Bäckman.

Agregó que la mayoría de las empresas han pasado por una reestructuración durante la pandemia y es muy posible que no hayan considerado los riesgos cibernéticos en este proceso.

Enfatizó que la mayoría de las Pymes buscan crecer estructuralmente, y este crecimiento tiende a ser más rápido de lo que pueden actualizar sus plataformas de seguridad cibernética.

“A muchas pequeñas y medianas empresas les falta conocimiento, capacidad y recursos para protegerse y tienden a solo reaccionar si ya el ataque cibernético ocurrió”, indicó.

Apuntó que hay muchas cosas que las pequeñas empresas pueden hacer para mitigar y prevenir los riesgos cibernéticos que no cuestan dinero. Estas pueden ser: establecer protocolos de clasificación de información, políticas claras para los empleados y una mayor vigilancia de los procesos de pago.

En el contexto de esta época de alto riesgo cibernético, Bäckman también recomendó a los consumidores a estar vigilantes de los cargos hechos en compras online o por apps, no abrir correos o mensajes desconocidos y cuidar de enviar información personal sensible a través de las redes.

“Con todos los fraudes que están pasando toma tiempo para poder detectar y detener a un agente nocivo, y aún más, responder por el dinero y tiempo perdido” advirtió.

Considera que es importante que las empresas y los consumidores estén conscientes que vivimos en una era digital que evoluciona de manera rápida, y que es mejor prevenir que lamentar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here